Los niños y el tiempo que pasan frente a la pantalla: cómo guiar a tus hijos

Las pantallas están en todos lados. En consecuencia, controlar el tiempo que un niño pasa frente a ellas se ha vuelto mucho más difícil para los padres. Para complicar las cosas aún más, parte del tiempo que el niño pasa frente a las pantallas puede ser educativo y contribuir a su desarrollo social.

Entonces, ¿cómo controlar el tiempo que pasan frente a las pantallas? Aquí te presentamos un manual básico sobre cómo guiar el uso de los medios y de los dispositivos electrónicos de tus hijos.

Pautas sobre el tiempo frente a las pantallas

La American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) no recomienda el uso de los medios, salvo para videoconferencias, en niños menores de 18 a 24 meses. Si deseas presentarles medios digitales a niños entre 18 y 24 meses, asegúrate de que sean de alta calidad y evita que usen los medios a solas. En el caso de los niños de 2 a 5 años, limita el tiempo frente a la pantalla a una hora al día de programas de alta calidad. A medida que tu hijo crece, no es posible aplicar un único enfoque. Deberás decidir cuánto tiempo al día permitirás que tu hijo use los medios y qué tipos de medios son adecuados.

Los problemas de pasar tiempo frente a la pantalla

Los juegos desestructurados son más valiosos para el desarrollo cerebral de un niño pequeño que los medios electrónicos. A pesar de que muchos programas en los medios digitales dicen ser educativos, es más probable que en los niños menores de 2 años de edad aprendan y recuerden información de presentaciones en vivo que las provenientes de un video.

A partir de los 2 años, los niños pueden sacar ventaja de ciertos momentos frente a la pantalla; los programas con música, movimiento e historias son un buen ejemplo. Sin embargo, el tiempo inactivo que pasan frente a la pantalla no debería reemplazar a la lectura, los juegos o la resolución de problemas.
Mira los programas con tu hijo para ayudarlo a comprender lo que ve y a aplicarlo en la vida real.

Además, es fundamental que controles los programas que tus hijos miran y los juegos o aplicaciones que usan para asegurarte de que sean apropiados. Evita la programación acelerada, que es difícil de comprender para los niños pequeños, las aplicaciones con mucho contenido que pueda distraerlos y los medios violentos. Elimina la publicidad en las aplicaciones, ya que a los niños pequeños les cuesta diferenciar entre un anuncio publicitario y la información.

A medida que tus hijos crezcan, ten en cuenta que las siguientes condiciones se vinculan a un exceso o a una mala calidad de tiempo frente a la pantalla:

  • Obesidad
  • Horarios de sueño irregulares y una duración menor del sueño
  • Problemas de conducta
  • Pérdida de aptitudes sociales
  • Violencia
  • Menos tiempo para jugar

Reglas para establecer el tiempo frente a las pantallas

Teniendo en cuenta el alto uso de pantallas en los niños menores, la American Academy of Pediatrics (Academia Estadounidense de Pediatría) ha organizado un simposio para compartir consejos prácticos para padres. Los expertos han notado que los niños siguen haciendo lo mismo que han hecho siempre, solo que, en general, ahora lo hacen virtualmente. En consecuencia, tiene sentido que los padres apliquen las mismas reglas en los entornos reales y virtuales de los niños. Esto quiere decir que juegues con tus hijos, les enseñes sobre la bondad, que te involucres y que conozcas a sus amigos y lo que hacen juntos.

Los expertos también indicaron que la calidad de los medios de comunicación a los que tus hijos están expuestos es más importante que la plataforma o la cantidad de tiempo que se pase en ella.

Garantizar la calidad del tiempo frente a la pantalla

Las aplicaciones, los juegos en línea y los programas no son todos iguales. Para garantizar la calidad del tiempo frente a la pantalla, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Antes de permitirles a tus hijos ver programas o usar aplicaciones o juegos, úsalos o míralos tú primero.
  • Busca opciones interactivas que involucren al niño en vez de que use aquellas en las que solo tiene que tocar y arrastrar, o tan solo mirar fijamente la pantalla.
  • Usa el control parental para bloquear o filtrar contenidos de Internet.
  • Asegúrate de que tus hijos se encuentren cerca cuando están frente a la pantalla (en la medida de lo posible, convierte el tiempo frente a la pantalla en un tiempo para compartir con tu hijo) para que puedas supervisar sus actividades.
  • Pregúntales a menudo con qué programas, juegos y aplicaciones han estado jugando durante el día.
  • Juega un videojuego o explora una nueva aplicación con ellos.
  • Cuando estén mirando un programa juntos, analiza lo que están mirando y edúcalos sobre los contenidos de las publicidades y los comerciales.

Busca información de organizaciones como Common Sense Media para ayudarte a decidir si un programa, un juego o una aplicación es adecuado.

Recuerda que, en algún momento, tus hijos estarán expuestos a contenidos que no has aprobado de antemano y a dispositivos electrónicos sin filtros de Internet. Habla con ellos sobre las diferentes situaciones que podrían presentarse y sobre el comportamiento que esperas de ellos.

Cómo establecer límites de tiempo frente a las pantallas a niños mayores

Establece límites razonables para el tiempo que tu hijo pasa frente a la pantalla, especialmente si su uso entorpece su participación en otras actividades. Ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Dale prioridad a los recreos desestructurados y desconectados.
  • Crea zonas o momentos libres de tecnología, por ejemplo, durante las comidas o una noche a la semana.
  • Convéncelos de que no utilicen el entretenimiento de los medios cuando hagan la tarea.
  • Establece y haz cumplir los toques de queda y los límites de tiempo frente a la pantalla diarios o semanales, por ejemplo, prohibir el uso de dispositivos o pantallas 1 hora antes de ir a dormir.
  • Considera usar aplicaciones que controlen cuánto tiempo pasa el niño frente a un dispositivo electrónico.
  • Pídeles a tus hijos que, por las noches, carguen los dispositivos electrónicos fuera de sus habitaciones.
  • Mantén las pantallas fuera de las habitaciones de tus hijos.
  • Limita tu propio tiempo frente a las pantallas.
  • Elimina la televisión de fondo.

Enseñar el comportamiento adecuado

Actualmente las relaciones en línea y las redes sociales son una parte importante de la vida adolescente. Según los especialistas, está bien que tus hijos adolescentes participen de estos ámbitos, siempre y cuando comprendan cómo comportarse adecuadamente. Explícales qué está bien y qué no, por ejemplo, el «sexting», el ciberacoso y compartir información personal por Internet (privacidad). Enséñales a tus hijos a no enviar o compartir por Internet nada que no quieran que el resto del mundo vea por siempre. Sin importar cuán maduros o inteligentes creas que son tus hijos, controla sus comportamientos en línea y en las redes sociales.

Es inevitable que cometan errores usando las redes. Habla con ellos y ayúdales a aprender de esos errores. Además, sé tú mismo un modelo a seguir en el buen uso de Internet.

Controlar el uso de las pantallas y de las redes sociales de tus hijos será un desafío constante. Sin embargo, crear reglas en el hogar —y revisarlas a medida que tus hijos crezcan—, te ayudará a garantizar una experiencia segura y divertida.

 

Referencias:

  1. Council on communications and the media. Children, adolescents, and the media. American Academy of Pediatrics Policy. http://pediatrics.aappublications.org/site/aappolicy/index.html. Accessed July 19, 2016.
  2. Council on communications and media. Media use by children younger than 2. American Academy of Pediatrics Policy. http://pediatrics.aappublications.org/site/aappolicy/index.html. Accessed July 19, 2016.
  3. Sege RD. Television and media violence. http://www.uptodate.com/home. Accessed July 19, 2016.
    Brown A, et al. Beyond ‘turn it off’: How to advise families on media use. AAP News. 2015;36:1.
  4. Foley LS, et al. Presleep activities and time of sleep onset in children. 2013;131:276.
  5. Shifrin D, et al. Growing up digital: Media research symposium. https://www.aap.org/en-us/Documents/digital_media_symposium_proceedings.pdf. Accessed July 19, 2016.
  6. Shelov SP, et al. Media. In: Caring for Your Baby and Young Child: Birth to Age 5. 6th ed. New York, N.Y.: Bantam Books; 2014.
  7. American Academy of Pediatrics Council on Communications and Media. Media and young minds. American Academy of Pediatrics Policy.
  8. http://pediatrics.aappublications.org/site/aappolicy/index.xhtml. Accessed Nov. 1, 2016.
  9. American Academy of Pediatrics Council on Communications and Media. Media use in school-aged children and adolescents. American Academy of Pediatrics Policy.
  10. http://pediatrics.aappublications.org/site/aappolicy/index.xhtml. Accessed Nov. 1, 2016.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú